La práctica de Mindful Yoga

La práctica de Mindful Yoga

Mónica Arús Instructora de Yoga & Mindfulness con 20 años de experiencia, es especialista en Mindful Yoga, una práctica para conectar con la calma y potenciar el bienestar a través del movimiento consciente, la respiración y  la meditación.

Una experiencia de yoga antiestrés

El Mindful Yoga no hace referencia a ninguna escuela o tradición concreta de yoga, se puede definir como una práctica que aúna las posturas del Hatha Yoga con el entrenamiento de la atención plena que propone el Mindfulness. A través del Mindful Yoga se desarrolla la capacidad de prestar atención a los estados internos (sensaciones, emociones y pensamientos) sin juzgar, con amabilidad hacia uno mismo y hacia la práctica.

El Yoga, al contrario de lo que a veces se suele difundir, no es un ejercicio físico, es un ejercicio mental. Si observamos con atención, la mente siempre está en movimiento, siempre hay pensamientos que van y vienen constantemente sin parar. ¿Quién no se ha sentido alguna vez cansada/o de tanto darles vueltas a sus propios pensamientos? ¿Quién no se ha sentido atrapada/o en sus pensamientos? El yoga y la meditación nos conducen a aquietar los pensamientos, a establecernos en el no pensamiento, para no convertir-nos en esclavos de nuestra mente y poder disfrutar de mayor tranquilidad.

Por otro lado, y aunque parezca paradójico, la mente tiene una relación directa con el cuerpo, el cuerpo es la expresión de nuestras sensaciones, de nuestras emociones, de nuestros pensamientos. Habitar nuestro cuerpo es vital para sentirnos y conocernos y podernos anticipar a lo que nos pasa. Porque, citando a la neurocientífica Nazareth Castellanos, “El cuerpo sabe lo que la mente aún no se ha dado cuenta.”
Y como la mente es movimiento, poder conectar con el movimiento del cuerpo nos ayuda a entrar en este estado de atención plena y en el estado de meditación y de silencio. ¡Pero eso hay que experimentarlo a través de la practica!  

Os preguntaréis entonces en qué consiste la práctica de Mindful Yoga, en qué se diferencia de otros tipos de yoga o cómo es una clase de este tipo.
Bien, la práctica de Mindful Yoga es una práctica de yoga suave, respetuosa con el cuerpo, que te invita a focalizar la atención en lo que sientes momento a momento.
Las posturas de yoga no son la meta ni un fin en sí mismas, las posturas son el medio para indagar en nosotros mismos, para aprender a escuchar nuestro cuerpo y a observar nuestra mente y descubrir que todo es impermanente y cambiante

En una sesión de Mindful Yoga practicamos a tres niveles: elmovimiento consciente, un movimiento suave, orgánico y respetuoso con el cuerpo, la respiración, hilo conductor de la práctica que nos da información de cómo estamos en cada momento y la meditación, que nos ayuda a aquietar los pensamientos, a calmar la mente y a adentrarnos en el silencio.

Practicamos desde el no hacer, desde el no esfuerzo, desde el soltar y desde nuestras posibilidades, desde lo que hay. Por eso la práctica de Mindful Yoga está al alcance de todos, tengas o no tengas experiencia previa en la práctica de yoga o de meditación.

Me gustaría acabar resaltando los beneficios de esta práctica. 
Conectar con lo que sentimos, con lo que hay en cada momento, nos lleva a estar más presentes y a ser más conscientes del juego de nuestra mente. A través de la práctica de Mindful Yoga logramos desarrollar nuestra atención y estar más en contacto con el momento presente abriéndonos a la experiencia de la vida que sucede en el aquí y el ahora.

La práctica de Mindful Yoga es una práctica muy completa que integra cuerpo, mente y emociones. Una práctica que nos ayuda a mantener el cuerpo ágil y flexible, nuestra mente tranquila y que nos acompaña a encontrar un poco de calma y de silencio en medio del ajetreo de la vida que llevamos.

¡Una práctica que te aportará alegría, creatividad y vitalidad!